BOTOX

La toxina botulínica se emplea como tratamiento preventivo para la aparición de arrugas de expresión, así como para rejuvenecer el aspecto facial atenuando las arrugas existentes llegando a eliminarlas. Se emplea en el tercio superior facial, destinado a las arrugas de frente, patas de gallo y entrecejo, dando la sensación de un aspecto más alegre y descansado.

La intervención es indolora, segura y eficaz. El botox actúa a nivel del músculo deshabituando al paciente a contraer de manera excesiva los músculos de la zona tratada.

  • ¿Los efectos se ven en el momento? No, se empiezan a ver los resultados a partir de las 72 horas tras su aplicación.

  • ¿Cuánto dura la intervención? 10 minutos.

  • ¿Precisa anestesia? No.

  • ¿Cuánto dura los resultados? 6 meses aproximadamente.